ARTÍCULO CIENTÍFICO: COVID 19, SALUD MENTAL Y RELIGIÓN: UNA AGENDA PARA FUTURAS INVESTIGACIONES

COVID-19, mental health and religion: an agenda for future research

COVID-19, salud mental y religión: una agenda para futuras investigaciones

 Revisora: Sabrina Sardón Gordillo

Simon Dein ,Kate Loewenthal, Christopher Alan Lewis & Kenneth I. Pargament

https://doi.org/10.1080/13674676.2020.1768725

Facultad de Psicología, Universidad Peruana Cayetano Heredia

Resumen

El artículo reflexiona sobre la implicancia de la pandemia de covid-19 para la salud mental y la religión. Debido a las limitaciones de información limitada, los datos han sido recolectados mediante diversas fuentes de internet y periódicos. Fueron examinadas cuatro áreas: las respuestas doctrinales religiosas, las conductas religiosas, las actitudes prejuiciosas hacia ciertos grupos y las tensiones y conflictos sobre asuntos religiosos. Respecto de las respuestas doctrinales religiosas frente a la covid-19, algunos creyentes consideran que este virus es una demostración de las plagas del libro del Apocalipsis. Se ha evidenciado también, que algunos grupos religiosos no han aplicado las medidas de prevención de salud para la covid-19. Han sido los líderes religiosos de algunos grupos quienes han incitado a los fieles a continuar con sus actividades de manera normal,  brindando acceso a la propagación del virus. Otras creencias religiosas han podido brindar consuelo, manteniendo las medidas preventivas frente a la covid-19.

Respecto al comportamiento religioso, se han brindado maneras creativas de realizar servicios religiosos en línea (televisión, transmisión en vivo, radio), que ha permitido el afrontamiento de situaciones fuera del control humano. Asimismo, los servicios en línea religiosos han incrementado los trabajos en línea, demostrando además, que la práctica de la oración ha aumentado en los últimos meses. Desde las creencias prejuiciosas, respecto a la pandemia, muchas fuentes cristianas y otras religiones mencionan que el virus es resultado de un castigo por el pecado, como la homosexualidad, la contaminación ambiental, etc. En los últimos meses, han incrementado los mensajes en internet donde pastores citaban la existencia de una relación entre el pecado y el desarrollo de la covid-19. Finalmente, existen las luchas religiosas, o los conflictos en torno a asuntos sagrados, los cuales pueden verse incrementados por la pandemia, ya que ésta desencadena profundas cuestiones religiosas y existenciales. Es de esperarse un aumento en estas tensiones entre varios grupos religiosos con el consiguiente incremento en problemas posteriores relacionados a la salud mental.

 Apreciación crítica

Este artículo analiza diferentes puntos sobre el impacto de la religión en la salud mental frente a la covid-19. Uno de ellos, es la adaptación de las comunidades religiosas frente al distanciamiento social, y cómo no sólo la actividad religiosa ha aumentado, sino también el número de seguidores. ¿Acaso encuentran en la religión una manera de afrontar la situación que estamos viviendo? ¿son las prácticas religiosas efectivas? Y quienes dirigen estas prácticas, ¿están preparados para mandar el mensaje correcto a los devotos durante la pandemia? Ya que como indica el artículo, diversos líderes de diferentes grupos religiosos, incitaban a los fieles a continuar sus actividades diarias de manera normal, incrementando así el número de contagiados. Así como también, en diferentes religiones, la pandemia puede entenderse como un castigo por el pecado, debido a la acciones del hombre, como la contaminación, o temas como la homosexualidad, lo cual podría generar luchas religiosas, desacuerdos, por tanto ¿cómo la pandemia  puede afectar el prejuicio contra otros grupos? El artículo nos brinda nuevas perspectivas sobre el impacto de la religión tanto de manera individual como de manera colectiva, lo cual considero debe seguir siendo explorado.

 Referencia

Dein, S.; Loewenthal, K.; Lewis, C. A.,  & Pargament, K. I. (2020). COVID-19, mental health and religion: an agenda for future research. Mental Health, Religion & Culture, 23, 1-9. doi: 10.1080/13674676.2020.1768725